Nuestro patrimonio: donde el pasado se encuentra con el futuro

El Parlamento Europeo y el Consejo de la Unión Europea aprobaron, el 17 de mayo de 2017, la Decisión por la que se establece la declaración del Año Europeo del Patrimonio Cultural 2018. El patrimonio cultural Europeo forma parte de nuestras ciudades, paisajes y espacios arqueológicos. Se encuentra no solo en disciplinas como el arte y la literatura, sino también en otros ámbitos como las técnicas artesanales, la gastronomía, la historia, la música y el cine. Su propósito  es animar a cuantas más personas a descubrir y explorar el patrimonio cultural  y a reforzar un sentimiento de pertenencia a la familia europea.

Y nada como el Camino de Santiago para vertebrar Europa con nuestro país.  El Camino fue la manifestación  del poder de la cristiandad frente al poder del Islam, como un elemento de identidad y cohesión, en un momento de dominio musulmán sobre buena parte de la península. Tanto por el Camino francés como por el Camino de la costa, surgen los Jars, los constructores canteros de origen indoeuropeo, que según ellos mismos traían conocimientos de la antigua sabiduría del Templo de Salomón. Y serán estos los que propongan a Carlomagno una leyenda, la de Santiago, que servirá como frontera contra los musulmanes. Los Jars construyeron cientos de iglesias en el camino. 

Algunas de esas iglesias, pertenecientes al Camino del norte en Cantabria,  serán nuestro escenario dentro de la programación que la Consejería de Cultura del Gobierno de Cantabria ha dispuesto para esta fiesta, cuyo objetivo es que los ciudadanos se acerquen a su patrimonio cultural y se comprometan activamente con él, lo disfruten, lo vivan y lo aprecien.

Hemos preparado un programa  de música religiosa de triple vertiente: misa, oratorio y ópera. Ofreceremos un recorrido por coros de ópera de inspiración religiosa (Puccini, Boito, Saint-Saëns, Humperdinck), junto con números de obras sinfónico – corales (Mozart, Poulenc, Rutter).

Comenzaremos el sábado 21 de julio en la Catedral de Santander. Sorprende su austero aspecto exterior.  Nadie diría que se trata de una muy interesante catedral medieval, pues su estampa difiere  de las majestuosas fachadas de otras catedrales  españolas. El principal motivo de esta apariencia tan poco atractiva desde fuera ha sido el conjunto de reformas  sufridas desde la Edad Media, pero muy especialmente por el incendio que padeció en 1941 y que obligó en los años 80 del pasado siglo a una reconstrucción muy compleja.

El segundo concierto será el domingo 5 de agosto en la Iglesia de San Julián y Santa Basilisa de Isla. Es uno de los ejemplos más bellos y relevantes de iglesia columnaria de planta de salón, en Cantabria, por lo que es denominada popularmente “La catedral de las Siete Villas”.La Iglesia, construida en el siglo XVII, es de tres naves de igual altura, de cuatro tramos cada una, aunque la nave central es más ancha que las laterales. Destacan sus bóvedas de crucería estrellada, su monumental portalada, concebida como un retablo, con interesantes esculturas de piedra y enmarcada en un arco de medio punto coronado por un frontón triangular. También presenta una notable torre que presenta tres alturas separadas por cornisas voladas. El último piso se decora con pilastras clasicistas, que enmarcan a las troneras y tiene un antepecho abalaustrado y bolas herrerianas. Muy destacable el retablo Mayor, del siglo XVII y estilo plenamente barroco, que cuenta con tres calles y dos entrecalles, además de una predela y dos cuerpos. Está policromado y presenta interesantes esculturas y relieves. La iglesia alberga un interesante órgano romántico de la casa Nelson del s. XIX.

El domingo siguiente, 12 de agosto, cantaremos en la Iglesia de Santa María de Los Ángeles , de San Vicente de la Barquera. Se trata de uno de los ejemplos más destacados de la arquitectura gótica en Cantabria. Su construcción se inició en el siglo XIII, prolongándose a lo largo de los siglos siguientes con otros añadidos. Visible desde gran parte de San Vicente, al localizarse en la parte más alta de la villa sobre un promontorio rocoso. Una Iglesia que sabe mucho de coros, celebrándose en ella cada año el Certamen  de la Canción Marinera.

¡OS ESPERAMOS!!

[envira-gallery id=”14165″]

 

Sin comentarios

Deja un comentario

Pin It on Pinterest